Ve arriba

En un rincón del norte de Siberia, una zona de especial pureza del aire y del agua, se elabora el vodka Beluga, considerado uno de los mejores del mundo.
De orígenes aristocráticos, la destilería Mariinsky se fundó en 1900 y es hoy referente de modernidad e innovación. Su ubicación muy alejada de las grandes ciudades, en una tierra libre de toda contaminación, permite la obtención de un destilado excepcional.
Su secreto radica en la calidad de sus ingredientes –agua artesiana extraída de un pozo a 300 metros de profundidad y aguardiente de malta elaborado de manera respetuosa con el medio ambiente– y en el largo reposo al que se somete. Fase final y definitiva de maduración que contribuye a su delicadeza y aroma inimitable.

Debe tener 18 años de edad para visitar esta página.

- -