Ve arriba

Los japoneses, maestros en el arte de la mezcla y la destilación, han desarrollado un estilo muy reconocible, suave y muy refinado para sus whiskies, apreciados hoy en todo de todo el mundo.
Los inicios se remontan al 1934, cuando Masataka Taketsuru, considerado el padre del whisky nipón, fundó Nikka Whisky e instaló su primera destilería en el norte del país, en Yoichi, en un paraje natural elegido por sus recursos hídricos y pureza del aire, factores clave para la producción de whiskies de calidad.
De su estancia en Escocia, no solo aprendió los secretos de la destilación sino que conoció la que sería su eterna fuente de inspiración, una mujer llamada Rita, oriunda de Glasgow, con quien se casó y regresó a Japón. Ahí dedicó su vida a elaborar whiskies excepcionales, demostrando su maestría en esta técnica.
Nikka representa el auténtico estilo japonés, en una mezcla de modernidad y tradición, sencillez y sofisticación. Suavidad y sabor a partes iguales.

Debe tener 18 años de edad para visitar esta página.

- -